EE.UU. mata de hambre a venezolanos, pero culpa al gobierno de Venezuela.

Por Hans Olav Fekjær. – 30 de julio de 2019. Tomado de steigan.no

Dr. Hans Olav Fekjær

El doctor Hans Olav Fekjær es un psiquiatra noruego, médico jefe y científico investigador en drogas y estupefacientes. Fekjær trabajó como consultor en el Centro ‘Blå Kors Senter’ (Cruz Azul) en el período 1998-2006. Antes de eso fue funcionario durante 30 años en el municipio de Oslo. Fekjær se ha destacado desde 1980 como un defensor contra el consumo excesivo de alcohol y la locura del juego. Wikipedia.

¿Cómo es posible que el gobierno de un país con graves problemas financieros y una grave escasez de alimentos y medicamentos no pierda las elecciones presidenciales ni sea derrocado? El abogado estadounidense de derechos humanos Dan Kovalik hace un extenso intento de explicarnos esto en su libro “La trama para derrocar a Venezuela”, que salió este verano.
El país tiene los recursos petroleros más grandes del mundo, pero la mayoría de sus ingresos petroleros se destinaron anteriormente a compañías estadounidenses que pagaban solo el 1 % -uno- por ciento de impuestos. El nuevo presidente elegido en 1998 (Hugo Chávez), nacionalizó la producción de petróleo y priorizó a la gran mayoría de la gente pobre que tenían pocas esperanzas en su propio país..

Kovalik señala que la FAO (Administración de Drogas y Alimentos) de las Naciones Unidas advirtió que la proporción de nutrición inadecuada en Venezuela se redujo de 13.5% en la década de 1990 a menos del 5% en 2010-12. La UNESCO declaró al país “libre de analfabetismo” en 2005. Se han construido 2.5 millones de viviendas subsidiadas para los pobres.

Entrevista con el abogado y defensor estadounidense de los derechos humanos
Dan Kovalik sobre el rol que Colombia juega como vecino de Venezuela y aliado de EE.UU.

El índice de Gini, que muestra la distribución desigual del ingreso, se redujo de 0,49 en 1998 a 0,39 en 2012, uno de los más bajos de América Latina. Siguiendo la clasificación de la ONU de calidad de vida (Índice de Desarrollo Humano, donde Noruega está en la cima), Venezuela en 1917 estaba muy por encima de los países vecinos.

Una nueva ley en 2012 redujo las horas de trabajo a 40 horas, introdujo 6 meses de licencia de maternidad, protección de despidos como en Noruega, y decidió que las empresas deben compartir al menos el 15% de las ganancias con los empleados.

El gran progreso realizado por la mayoría pobre, que no es propaganda sino confirmada por la ONU, hizo que muchos pobres
apoyaran a Chávez y su sucesor, Maduro, en el Partido Socialista Unido de Venezuela. Maduro ganó claramente las elecciones presidenciales de 2018, que fueron monitoreadas y aprobadas por observadores electorales extranjeros, incluidos dos ex primeros ministros, Zapatero de España y Correa de Ecuador.

Don Kovalik: ‘La trama para derrocar a Venezuela’.


Estados Unidos nunca ha aceptado la pérdida de estos recursos petroleros y ha bloqueado técnica y económicamente al país desde que Chávez fue elegido. En los últimos dos años, las medidas se han agudizado al máximo. El país es prácticamente incapaz de vender su petróleo y no puede comprar los productos extranjeros de primera necesidad, incluidas las piezas necesarias para el transporte y los sistemas eléctricos. Las sanciones hacen que sea imposible para el país comprar medicamentos y alimentos vitales. Por supuesto, esta vida cuesta muchas vidas. Kovalik se refiere a Weisbrot y Sachs, quienes han investigado la mortalidad, que aumentó en un 31% el año pasado, lo que significa aprox. 40,000 muertes adicionales. Ver el informe en español aquí.

Los opositores del país están ‘requisando’ (es decir, robando) el dinero de Venezuela. El Banco de Inglaterra se niega a devolver $ 1.5 mil millones en oro. Estados Unidos está haciendo lo mismo con $ 7 mil millones. Ambos le quieren dar las riquezas al autoproclamado ‘pdte. interino’ de Vzla. Guaidó, quien ha prometido “que las compañías estadounidenses se harán cargo de las riquezas del petróleo cuando él llegue a la presidencia”.

Estados Unidos está matando de hambre al país y culpando al gobierno de Maduro de que la gente muere de hambre. Además que los EE.UU. causan un gran sufrimiento al pueblo venezolano para lograr una meta política, es decir, derrocar a Maduro. ¿Por qué los venezolanos no obedecen a este llamado de Trump? Probablemente porque las medidas estadounidenses no son adecuadas para ganarse los corazones de la población. Es un hecho que las sanciones de los Estados Unidos contra muchos países rara vez conducen a objetivos políticos, solo sufrimiento de la población.

Dan Kovalik documenta su presentación con cientos de referencias, muchas de ellas de la CIA, agencias de la ONU, la autobiografía de Hillary Clinton, el New York Times y el Washington Post. Su libro causará una profunda impresión en muchos, especialmente porque los gobernantes y personajes políticos de EE.UU. se jactan de sus acciones prepotentes.

Ver nuestros artículos anteriores sobre “Cómo entender lo que pasa en Venezuela’.

Se aceptan donaciones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s